El publisher Max Raide explicó por qué independencia, alianzas y creatividad son los pilares fundamentales para competir con los diarios tradicionales

En su ponencia sobre el modelo digital de El Mostrador, Max Raide, el publisher de este periódico chileno nacido en el año 2000, explicó la estrategia que llevó a su diario a ser el tercer actor, junto a El Mercurio y a La Tercera, en las noticias chilenas. 

En la segunda jornada de la #DML17, Raide dijo que El Mostrador nació gracias a un grupo de ejecutivos que creían en la transparencia de la democracia. Cuando Sebastián Piñera asumió la presidencia de Chile, en 2010, El Mostrador aprovechó la posición complaciente que tomaron los medios tradicionales y marcó una diferencia.

Hoy, El Mostrador es en su país el medio favorito para informarse como primera opción, con un 65,4 por ciento de público que lo elige. The New York Times  lo llamó “el diario más atrevido e innovador de Chile, al que la prensa tradicional imita”. Tiene, según Raide, un equipo de 50 personas y más de tres millones de lectores.

“Nos leen empresarios, políticos, ejecutivos y líderes de opinión”, explicó el publisher, y agregó que para El Mostrador la influencia es un valor importante. “Nuestro público, que es menor de 45 años en más de un 60 por ciento, lo que nos identifica como una opción de alta credibilidad e independencia”.

El Mostrador, que se inscribe en la comunidad de periódicos nativos latinoamericanos junto a Infobae (de Argentina) y Animal Político (de México), tiene cuatro grandes secciones: Mercado, con 290.851 usuarios únicos y en alianza internacional con Bloomberg; Cultura + Ciudad, con 235.560 usuarios únicos y en alianza con BBC; Braga, con 460.987 usuarios únicos (sin alianzas); y Agenda País, con 301.822 usuarios únicos y en alianza con Financial Times Weekend.

“Creamos Agenda País porque creemos que es importante aportar y queremos construir un nuevo Chile para el año 2030”, dijo Raide. “Por eso invitamos al sector público y al sector privado a Agenda País, donde hay cinco secciones que discuten y proponen: Inclusiva, Sustentable, Digital, Emprendedora y Vida”.

El Mostrador es un suceso en el panorama de medios chileno: en el último año creció un 75 por ciento en el ámbito comercial, lo que es infrecuente en una industria que en los últimos tiempos ha caído a nivel general en un 30 por ciento. Para lograrlo, las estrategias son variadas. El publisher dijo que, por ejemplo, el contenido patrocinado se transparenta y que, por lo tanto, la gente consume un contenido real. 

También están trabajando en el área de foros y eventos. “No nos interesa tener mil invitados, sino trescientos con influencia”, siguió Raide. El Mostrador también busca tener información financiera confiable: su suscripción en temas económicos cuesta 15 dólares mensuales.

“La relación permanente con el sector privado es importante, y uno debe involucrarlo en las distintas instancias, y explicarle cómo es El Mostrador y a dónde va”, dijo Raide. “Uno de nuestros grandes sellos es la independencia, y no nos financiamos con recursos públicos, sino privados. Por eso necesitamos vincularnos con las empresas y hemos logrado que el sector privado entienda que si está con nosotros construye reputación y credibilidad”.

Por último, Raide habló de la importancia de innovar en las redes sociales. “Nosotros entendimos que Instagram no te genera lectoría directa, a diferencia de Twitter y Facebook, pero igual nos metimos ahí”, dijo. 

“Nos interesa que esas personas se informen con nosotros y que lo comuniquen. Queremos llegar a un nicho específico con una estrategia distinta: a cada red social le asignamos una estrategia distinta, pero dinámica. Le pusimos mucha fuerza a Periscope, pero Facebook se lo comió en dos segundos con Facebook Live. En el mundo digital nadie tiene una fórmula de éxito, por eso lo importante es construir un camino distinto”.