Como transita El Deber este importante proceso de transformación digital.

El mundo como lo conocemos está pasando por una transformación debido al rápido desarrollo de la tecnología que está propiciando profundos cambios en nuestra sociedad, nuestra economía y en nuestro día a día. En la mayoría de los casos resulta muy difícil adoptar en nuestras vidas y es aún más difícil en nuestra cultura corporativa.

Las empresas tradicionales vienen con una mochila muy cargada de malas prácticas, debido a muchos años de bonanzas y confianza, esto porque se entendía que la industria no tenía miras de cambiar y mantenía un claro liderazgo ganado por tantos años de posicionamiento en el mercado.

el camino a la

Comenzar un camino de transformación digital con una mochila muy pesada y de mucho tiempo genera incertidumbre, miedos y ansiedad, llevándonos a una imagen mental como si estuviéramos en uno de esos bosques oscuros y tenebrosos, tal cual una de las películas de terror del cine. Pero tenemos que entender que un proceso de transformación empresarial (al igual que una transformación personal) no es algo inmediato y sencillo, esto contrae muchos miedos, angustias y dudas, pero les aseguro que el resultado al final del proceso compensa de sobremanera el esfuerzo y frustraciones atravesadas.

Entendiendo ahora que el proceso es largo y con una serie de obstáculos que nos tocara atravesar. Entonces lo primero que debemos hacer para entender el camino correcto a seguir es eliminar algunos mitos o prejuicios que nos permitirán tener la confianza para superar muchos de los obstáculos:

MITO 1: DIGITALIZANDO ¿YA NOS HEMOS TRANSFORMADO?

Si bien la digitalización de la operación es parte de las tareas a realizar para una correcta transformación, esto no significa que es el centro de la transformación sino el apalancamiento que se necesita para conseguirlo.

La Transformación Digital 

es el proceso por el cual las empresas reorganizan

sus métodos de trabajo y estrategias,

para obtener más beneficios

gracias a la implementación de las nuevas tecnologías”

Sonia Duro Limia

Community Manager y Social Media Strategist

MITO 2: ¿ESTO SOLO APLICA A EMPRESAS DE RUBRO TECNOLOGICO?

La transformación digital aplica a todos los rubros, no es una moda o coyuntura, es un cambio cultural trascendental y las empresas que no lo encaren de manera responsable tienen los días contados en la industria.

Las empresas que apuestan por la transformación digital

no son empresas tecnológicas,

son empresas que

utilizan la tecnología con un sentido”

Alejandro Alija

Digital Transformation / Industry 4.0 / Advanced Analytics

Una vez que sacamos los famosos prejuicios que circulan en la mente de los líderes de la organización y de los equipos de trabajo, lo primero que debemos realizar es buscar referencias (benchmark) de la industria para tratar de minimizar la curva de aprendizaje, ya que el cambio cultural es tan rápido, que si tenemos que pasar la curva que atravesaron varias empresas de la industria, esto nos lleva a correr el riesgo de no tener el tiempo suficiente para convertirnos.

Algo clave en este proceso es utilizar conocimiento comprobado y diseñar una estrategia adecuada a la realidad de la cultura del país, empresa, segmentos de clientes y sociedad, no dejar de lado que esta transformación pasa por cambiar nuestra cultura de trabajo, pero también entender los nuevos hábitos y gustos de nuestros clientes.

Sería fácil simplemente tomar la experiencia de otras empresas del medio o la región y directamente replicar la estrategia, pero esto no nos asegura el éxito, ya que no existe una única forma para lograr la transformación deseada. Por esto es que se recomienda realizar un proceso de tropicalización de las mejores prácticas en distintas empresas y aplicarlas con una suerte de prueba y error muchas veces, ajustando la misma estrategia en el camino para lograr los objetivos trazados y la preciada transformación.

Es clave tener cimientos sólidos tecnológicos y procedimentales con el cual podamos controlar y tener visibilidad del nuevo comportamiento que buscamos de la organización, y para esto es necesario asegurarnos de tener un sistema CORE que cubra las necesidades para conseguir los objetivos trazados en la estrategia definida. En el caso de El Deber nosotros hemos optado por una herramienta que no solo nos permite de forma unificada tener el control de todos los módulos operativos, sino que posea la flexibilidad de poder reaccionar a tiempo y abiertamente a los cambios que vayamos teniendo en la implementación de los nuevos procesos luego de la transformación encarada. Por estos motivos es que hemos escogido e implementado la Suit SIRIUS que nos ha permitido montar estos sólidos cimientos en los que se apalanca los cambios de procedimientos y automatización en distintas áreas de la empresa.

el camino a la 2

Tal cual un meme de Albert Einstein: “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”, es necesario incorporar los nuevos perfiles distintos a los tradicionales y apuntando a la nueva forma de funcionamiento de la empresa transformada, para que estos sean parte de la fuerza transformadora interna y ayuden a adoctrinar a los colaboradores que junto con los líderes de la organización estarán dispuestos a encarar este viaje llamado transformación digital. Entendamos que si bien como buenos padres, hermanos o familiares (que nos sentimos en las empresas) nos gustaría que todos nos acompañen en este viaje, pero la realidad es muy distinta y el cambio cultural es tan fuerte que gran parte de los colaboradores no pueden encarar este viaje, por esto es que es necesario con sangre fría evaluar a conciencia todos los perfiles actuales e ir dejando en el camino (conforme se va realizando la transformación) todos aquellos recursos no necesarios: por eliminación de puestos, nuevos requerimientos del perfil o simplemente porque se convirtieron en generadores de mal ambiente debido a que no asimilan el cambio.

En la experiencia de El Deber, se ha decidido comenzar este camino incorporando perfiles de fuera de la industria de medios, con el objetivo que estos vengan sin prejuicios a encarar una transformación digital transcendental para la empresa. Las tres Gerencias (General, Comercial y Operaciones) son cubiertas por personas formadas en empresas multinacionales, con una cultura corporativa, acostumbradas a estar constantemente en cambios y lejos de una zona de confort, principios básicos para una empresa que persigue una transformación digital.

El Deber hasta el momento lleva poco más de dos años y medio en este proceso de transformación digital que encaró en el año 2017, ya dejando en el camino más de un centenar de colaboradores, dando señales y resultados positivos con las acciones realizadas. Aun así, El Deber está lejos de conseguir el objetivo trazado, pero ya se tiene la satisfacción de tener un norte bastante claro, con un camino lejos de ser sencillo, pero totalmente retador y motivador al ver el cambio cultural de nuestros colaboradores como de nuestros clientes.

Para finalizar, cito una frase de nuestro fundador Pedro Rivero Mercado.

“Cada día surgen nuevos desafíos,

lo importante es estar siempre dispuesto

a aprender algo nuevo, a rectificar aquello que se hizo en forma equivocada

y a hacer mejor lo que queda por hacer”.